El antropónimo Caelianus, da lugar a la primera parte del topónimo Cellan, citándose en un documento del año 939, “unna villa que vocitant Celiani, ripa Tordene", cedida al monasterio de Ferreira de Pallares por Gungina, hija de los condes Ero y Dª Elvira. Años más tarde, en 1160, los canónigos de Lugo tenían “ in territorio de Bolanio quartam partem Monasterii de Celain cum familiis et adjunctionibus suis, quas dedit comes Dommus Suarius”. De este primitivo cenovio de carácter familiar queda la iglesia parroquial románica.

Cellan de Mosteiro es una parroquia anexa a la parroquia de A Pumarega ayuntamiento de Castroverde (Lugo), regada por el río Tordea y por su afluente el Mosteiro.
En esta parroquia, perteneciente al arciprestazgo de Bolaño se encontraba el coto de Cellán, con su Torre y Pacio donde se situaba el auditorio y la cárcel, siendo de señorío de la casa de Cellán.

EL PALACIO

.

El palacio se halla situado en la aldea de Cellan, ocupando un pintoresco lugar, destaca su planta en “L” (en otros tiempos tuvo forma de U, pues uno de sus costados, en concreto el situado detrás de la torre-cocina se emplazaba la vivienda de los caseros hoy desaparecida); en uno de los extremos de la fachada se sitúa la torre, que tiene dos alturas y que es resto de la primitiva edificación, en esta dependencia se colocó la cocina que reviste especial grandiosidad (muy similar a la del palacio de Perros en Taboada), el otro cuerpo edificado está formado por el ingreso, que une el cuerpo de la torre con el resto del pazo donde se encuentran los aposentos privados: corredor o galería donde desemboca la monumental escalera, despacho y cuartos. La parte central, tiene su acceso por la planta baja y artísticamente esta a la altura de cualquier monumento barroco urbano, en esta parte, se sitúa el patio de acceso abierto a la parte posterior, encima de esta estancia, se sitúa el comedor con hermoso balcón sobre la puerta principal. Sobre la puerta del balcón campan dos hermosos escudos heráldicos afrontados y timbrados por sendos yelmos afrontados. Todo este conjunto, como queda dicho reviste una excepcional belleza.

HERÁLDICA

Dos escudos figuran en el cuerpo central del pazo, adornados con la profusión propia del barroco gallego de finales del XVIII. ambos son cuartelados: el de la derecha representa en sus cuarteles: 1º, caldero puesto sobre llamas, sumado de un lis, flanqueado por dos estrellas; 2º trece roeles; 3º un león apoyado en una torre; 4º faja engolada por dragantes, (Andrade). Estas armas son de la casa de Valgos en San Martín de Ribeira, de donde procedía Dª. María de Llamas y Andrade.

El otro de los escudos, pertenece a D. José Manuel de la Reguera y Ron, señor de las casas de Cellan, Fonteita, y San Vicente de Vilaboa; este escudo, es también cuartelado: 1º dos lobos sobre una barca, con remos y sobre hondas, que son de Cadorniga; 2º un pino, sumado de dos ramas cruzadas que es de los Quiroga de Lusio; 3ª un león rampante, coronado y con un cetro en la mano, sumado de una cruz potenzada con un lis en punta armas de los Ribera; 4º Águila exployada y coronada que en este caso representa a los Armesto.

GENEALOGÍA

I GENERACIÓN

  • D. ARES DE LA REGUERA y QUIROGA. Señor del coto de Cellán, a principios del siglo XVIII
    Casó con Dª. Josefa de Cedrón Bolaño y Gayoso. Tuvieron por hijos a:

II GENERACIÓN

  1. D. José Manuel de la Reguera. Cura.
  2. D. JUAN DE LA REGUERA Y QUIROGA
    Casó con Dª Juana de Ron y Tovar. Tuvieron por hijos a III.
  3. D. Bernardo de la Reguera. Cura.
  4. D. Antonio de la Reguera. Cura.
  5. D. Baltasar de la Reguera. Cura.
  6. >
  7. D. Jacobo de la Reguera. Cura.
  8. D. Alonso de la Reguera. Cura.

III GENERACIÓN

  1. D. MANUEL JOSÉ DE LA REGUERA Y RON. Fue señor de Cellan, Fonteita y San Vicente de Vilaboa.
    Mandó reconstruir el palacio de Cellán hacia 1783 en un estilo rococó muy del gusto de la época. Las trazas entran dentro de un barroquismo muy similar al de los palacios rurales de Perros, Sistallo y Remesil, así como de los urbanos de los Osorio de Pena y de Saavedra, por lo cual no es descabellado colocarlo como una obra debida al círculo de Clemente Sarela o de Simón Rodríguez. Terminadas las obras del palacio de Cellan, se coloca en su monumental fachada barroca, dos escudos uno de ellos con sus armas, y el otro con las de su esposa:
    Dª. María de Llamas y Valcarcel. Hija de Dª. Manuela Santiso y de D. Alonso de Llamas y Andrade de Valgos en S. Martín de Ribera.
    Tuvieron por hijos a IV.
  2. Dª. María de la Reguera Ron y Tovar. Casó con D. Antonio Valcárcel de la casa de Pumarega.
  3. Dª. Josefa de la Reguera Ron y Tovar. Casó con D. Manuel Quiroga y Armesto, en Balboa.

IV GENERACIÓN

  1. D. JUAN DE LA REGUERA LLAMAS
    Casó con Dª. María Lorenza Pardo de Sobrado Pimentel (Ver Pardo de Sobrado). Tuvieron por hijos a V.
  2. Dª. María del Carmen de la Reguera y Llamas.
  3. Dª. María Manuela de la Reguera y Llamas.
  4. Dª. María Jacinta de la Reguera y Llamas.
  5. Dª. María Teresa de la Reguera y Lamas.

V GENERACIÓN

  1. Dª Rita Reguera Pardo.
  2. D. Manuel Reguera Pardo.
  3. D. José Reguera Pardo.
  4. D. Benito Reguera Pardo.
  5. D. Juan Reguera Pardo.
  6. Dª Concepción Reguera Pardo.

En el siglo XIX, la casa fue vendida a los Pardo Reguera, herederos de D. Antonio Valcárcel de la casa de Pumarega y de Dª. Manuela de la Reguera oriunda de esta misma casa, que tuvieron por hija a Dª. Josefa de la Reguera y Quiroga, que casó con D. Antonio Pardo Valcárcel. Tras esta etapa, la casa fue vendida por D.Manuel Pardo Ondarreta, a un vecino de Pumarega, de la hidalga casa de los Camba, quien asimismo la vendió otra vez al Sr. Martínez, y éste a los actuales propietarios que realizan en el pazo obras de acondicionamiento.