CUATRO RESIDENCIAS NOBILIARIAS SIN INVENTARIAR EN EL RURAL
1 de noviembre de 2004 – Por Carlos Acuña Rubio

La ciudad de Pontevedra crece y sus nuevas construcciones van engullendo, uno a uno, a la mayor parte de los pazos y residencias hidalgas localizados en los nuevos suelos urbanizables.
En el siglo XX, pazos como el de Campolongo en la actual Plaza de Galicia, ó el de los Gago en la Plaza de San José, no sobrevivieron al crecimiento de la ciudad.
• El primero, vinculado desde el siglo XVI a los linajes Vega Montenegro Salazar Cruu y Figueroa, fue desmontado piedra por piedra y trasladado a la “Casa de Campo” de Madrid.
• El segundo pazo, el de los Gago, estaba en el lugar que ocupa el edificio del Café Moderno y la Fundación CaixaGalicia. Fue destruido en su mayor parte, conservándose de él, tan solo, dos elementos para el recuerdo: por una parte la labra heráldica que presidía su torre, con las armas plenas de los Gago, trasladada a las Ruinas de Santo Domingo; y por otra parte la estructura situada a la izquierda de la casa-pazo que aun conserva sus adornos almenados, en la Plaza de San José.
Aparte de estas residencias hidalgas desaparecidas, existen informes perfectamente documentados sobre multitud de otros monumentos de la ciudad destruidos y perdidos para siempre. EDIFICACIONES NOBILIARIAS SECULARES SIN INVENTARIAR:
Ahora, nuevas investigaciones, realizadas por Carlos Acuña Rubio y Pablo Diz Pascual, actualizan el inventario de residencias nobiliarias y de labras heráldicas de Galicia. En el año 2004, la Asociación de Genealogía, Heráldica y Nobiliaria de Galicia ha localizado, en el rural y en la nueva zona urbana del municipio pontevedrés, cuatro construcciones nobiliarias blasonadas de los siglos XVI, XVII y XVIII, que ven amenazadas su integridad por el crecimiento de la ciudad. Todos ellos constituyen elementos arquitectónicos históricos que forman parte de una cultura señorial y nobiliaria irrepetible.
1. La casa-pazo das Donas: Se ha hallado en la parroquia de Tomeza en el lugar de Lusquiños con la colaboración de su párroco don José. Esta casa ostenta un escudo de armas de la familia de los Alemparte, timbrada de corona ducal y que, por diversas “fuentes”, nos hace pensar en la posibilidad de que en el siglo XVIII estuviese habitada por monjas, vinculada a la Santa Inquisición y a los Duques de Sotomayor.

Labra heráldica de la Casa das Donas
Foto: Pablo Diz y Carlos Acuña
2. La casa-pazo de Eiriz: Se ha encontrado en la Rúa Estriguerias, con la colaboración de don Enrique Suárez García, esta casa-pazo que posee una labra heráldica del siglo XVII, con los mismos emblemas heráldicos idénticos a los de otra residencia hidalga de la calle Charino. Parte de sus muros y terrenos, anejos a la casa-pazo, han sido afectados y mutilados recientemente por las obras de ancheamiento de la calle y de la construcción de la vía férrea.

Foto: Carlos Acuña y Pablo Diz Pascual

3. Casa-pazo en la calle Rosalía de Castro: Con la colaboración de doña Pilar Baeza Mosquera, miembro de esta Asociación, hemos localizado en esta calle, después del puente de la autopista en el cruce hacia Salcedo, una edificación fácilmente identificable por su original galería de madera. Esta casa-pazo ostenta un escudo heráldico posiblemente de los siglos XVII o XVIII, con cinco dagas o puñales, cinco hojas de higuera y dos posibles calderos como figuras heráldicas.

4. Casa-pazo en Mourente: Próximo a la residencia de Montecelo, en el lugar y calle de Villaverde, se halla un pazo, hoy oculto casi en su totalidad bajo las zarzas, que perteneció a una de las familias históricas de Pontevedra, que dio varios Regidores a la ciudad. Con la colaboración de don Carlos Morgade, Secretario del Centro Cultural de Mourente, hallamos, en el portalón de entrada a la finca de la casa-pazo, una labra heráldica de finales del siglo XVI o principios del XVII, con los blasones de los linajes “de la Vega, Cruu, Salazar, Figueroa y Montenegro”, muy similares a las del desaparecido Pazo de Campolongo con el que debió mantener una estrecha vinculación. Su estado de conservación es preocupante, aunque su estructura, de granito, parece estar en buenas condiciones. Es urgente su catalogación como bien de interés cultural y su restauración. Recordemos que los Montenegro fueron una de las familias más representativas de Pontevedra, desde el siglo XV al XVIII; Señores de la Torre de Montenegro, de la Casa de los Cruu y de Mourente.

CONCLUSIONES:
Por todo lo anteriormente expuesto, la Asociación de Genealogía, Heráldica y Nobiliaria de Galicia pone en conocimiento, de las distintas administraciones públicas y medios de comunicación, la existencia de estas edificaciones nobiliarias y de sus respetivas labras heráldicas, y se solicita que se proceda a inventariarlas y protegerlas siguiendo los procedimientos previstos y dispuestos en la ley.


Carlos Acuña Rubio
Presidente