EN LA ClUDAD DE SANTIAGO, A SIETE DE Julio DE MIL setecientos cinquenta y dos, ante el señor don Francisco Javier García Serón, del Consejo de su Magestad, su Alcalde del Crimen Ordinario de la Real Chancillería de Granada y Ministro privativo para e! establecimiento de la Real Unica Contribución en este Reino, asistido del doctor don Luis Vicente Pereira y don Juan Martínez Yñiguez, Subdelegados para efecto de ebacuar las preguntas y respuestas a! Ynterrogatorio impreso de la letra A que va por cabeza en la operación que está practicando de esta Ciudad y su término en las Parrochias que llaman de dentro y fuera, concurrieron (precedidos los recados políticos) don Domingo Antonio Bolaño, Arcipreste y Cura de San Félix de Solovio y Santa María Salomé, y el doctor don Francisco Fandiño, que lo es de la Parrochia de San Juan Apóstol, en quienes se han convenido los otros Párrochos para que por sí y en nombre de los demás asistan a este acto, conforme a la Rea! Ynstrucción y hórdenes conducentes, en la Posada de Su Señoría y Audiencia señalada.
Y aviendo tamvién comparecido en fuerza de los provehídos y providencias en Autos Generales, es a saver:
  • don Bernardo de Millara, Alcalde más antiguo;
  • don Bernardo Alonso Suárez, asimismo Alcalde;
  • don Joseph Antonio Somoza, don Martín Manuel de Ron y gesto, don Francisco Nicolás de la Thorre y Gil, don Joseph Francisco de Zúñiga y Losada, Regidores de esta Ciudad;
  • don Andrés Mosquera y Pedro de la Peña, Escrivanos del Aiuntamiento de ella;
  • don Joseph Alvarez, don Juan Villaverde, don Manuel de Quintela y don Juan Cidanes, Peritos nombrados por la Justicia en nombre del Pueblo;
  • don Andrés Fernández de Andrade, don Andrés Meijide, don Francisco García Vare!a, don Benito Bauptiz y Bernárdez, don Manuel de Castro, don Benito de Pazos, Peritos nombrados por parte de S.M.
Todos ellos de buena opinión, práctica y conocimiento de las personas, casas, tierras, yndustrias y comercios, con la advertencia de que aunque se aumentaron otros para abreviar y despachar las confrontaciones de tierras, sólo se tomaron de éstos los ynformes y noticias necesarias para la más exacta averiguación. Y dando principio a dichas respuestas vajo el juramento que tienen hecho (a escepción de los referidos Curas) de decir verdad de lo que supieren y alcanzaren según su ynteligencia y conocimiento, cada uno por lo respectivo a su oficio, en el que a maior abundamiento se ratificaron, de que yo el presente Escrivano doy fe. Y, siendo preguntados por su Señoría con la maior yndividuación y solicitud, depusieron lo siguiente:

1ª Cómo se llama la Población.

A la primera pregunta de dicho ynterrogatorio dijeron se llama esta Población la Ciudad de Santiago de Compostela, que es la primera de las siete que componen este Reino de Galicia, y responden.

2ª Si es de Realengo o de Señorío: a quién pertenece: qué derechos percibe y quánto producen.

A la segunda dijeron que esta Ciudad es del señorío de nuestro Patrón y Santo Apóstol Santiago, y en su nombre va yncorporado con la Dignidad Arzobispal, como actualmente es señor de ella el Reverendo Arzobispo que hoi posee su silla; y se le paga, como a señor:

  • el derecho que llaman de mula y cuchara, el que satisface esta Ciudad y Ayuntamiento de sus propios, según consta de los testimonios dados por uno de los Escrivanos de él, a que se remiten, y a su parecer ymporta un mil quinientos ochenta y quatro reales y veinte y cinco maravedíes de vellón;
  • y por el mismo consta percivir dicho señor Arzobispo parte del derecho de portazgo, cuio producto ymporta dos mil y quatro reales de vellón;
  • tamvién tiene parte en e! mismo derecho de portazgo el Cavildo de esta Santa Yglesia, y actualmente lo trae en arriendo Pedro Vidal, vecino de esta Ciudad, en ochocientos reales, y por un quinquenio asciende a ochocientos noventa y cinco reales y veinte maravedíes;
  • y que asimismo percive esta Ciudad parte de dicho portazgo, cuyo producto consta de los referidos testimonios, en los que se comprende el de la quema de casi todos los papeles de su Archivo, entre los quales se pudieron haver consumido los títulos de esta regalía, la que posee desde ymmemorial, y a maior abundamiento se buscarán y presentarán los que hubiere, y responden.

3ª Qué terrítorio ocupa el Término: quánto de Levante a Poniente, y de Norte al Sur: y quánto de circunferencia, por horas y leguas: qué linderos, o confrontaciones; y qué figura tiene, poniéndola al margen.

A la tercera digeron que el casco de esta Ciudad, circunscripto en sus murallas, es casi redondo y tendrá de diámetro como un cuarto de legua, que se andará en un quarto de hora, y su circunferencia en poco menos de una hora.
Y con todo su término, que se halla poblado de diferentes Barrios y Aldeas, a que se estiende en las Parroquias que llaman de afuera, ocupa de levante a poniente, por línea recta en su diámetro, dos leguas largas; y del norte al sur, poco menos de dos leguas; y su redondez tendrá más de ocho leguas, que por las entradas, quebradas, altos y bajos del terreno se andará en doce horas.
Y los linderos o confrontaciones de su giro al levante es la feligresía de Santa Eulalia de Vando; y bolbiendo hacia al norte, San Pelayo de Sabugueira, el que fija en San Cristóval de Enfesta, y siguen Santa Cristina de Nemenso, Santa Mariña de Berdía, Santa María de Grijoa, San Juan de Fecha, Sar.ta María de Ameijenda; y termina al poniente la feligresía de Santa María de Figueiras; a mediodía, Santa María de Corijo, y de allí continúa San Cristóval de Eijo y San Martín de Arines, la que se junta a la referida de Bando. Cuias confrontaciones son las más ciertas que circunscriven la ydentidad de todo su término, sin que se hallen mojones que de otra forma lo distingan y declaren, y la figura del casco y término es la del margen, y responden.

...

28ª Si hay algún Empleo, Alcavalas, u otras Rentas enagenadas: a quién: ss fue por Servicio Pecuniario, u otro motivo: de quánto fue: y lo que produce cada uno al año, de que se deberán pedir los Títulos y quedarse con Copia.

A la vigésima octava dijeron que las alcavalas y más Rentas Reales de la Corona las percive la parte de S.M. y no tienen noticia haia de ellas ningunas enagenadas.

Y en quanto a empleos, deponen lo siguiente: que siendo, como llevan dicho, esta Ciudad del señorío de la Dignidad Arzobispal, los empleos tocantes a la Jurisdicción civil, criminal, económica y governativa son:

  • Un Asistente, que tamvién llaman Justicia Maior, el que conoce a prevención con todos los Juezes y Justicias del Arzobispado, a excepción de lo governativo y económico, que es privativo de los Alcaldes; asimismo, conoce por apelación y recurso de agravio de las referidas Justicias, pero no de los Alcaldes de esta Ciudad en lo criminal, y actualmente lo es don Benito Feijoo y Novoa.
  • Un Juez que llaman de la Quintana y Giro de la Rocha, el que está a prevención con las Justicias de esta Ciudad, y conoce, por apelación de los Jueces de la Dignidad Arzobispal, y lo es don Cayetano Coufil.
  • Dos Alcaldes hordinarios, que el uno se yntitula e! más antiguo, y lo son, actualmente, don Bernardo de Millaja y don Bernardo Alonso Suárez, quienes están a prevención en todas causas en esta Ciudad y su término y en las feligresías de San Martín de Arines y San Cristóva! del Eijo, y tienen conocimiento privativo en lo governativo y económico, cuio nombramiento es anual y a elección de! Reverendo Arzobispo en dos de los doce sujetos que le propone esta Ciudad y Pueblo, según observancia ejecutoriada a que se refieren.
Pero el nombramiento de dichos Asistentes y Juez es a boluntad del referido prelado.

Hay veinte y dos oficios de Regidores que lo son y se nombran en la forma siguiente:

  • el Conde de Priegue es Regidor por regalía de su Casa, sin la calidad de renunciable, derivada en lo antiguo por gracia de la Dignidad Arzobispal; no saven si tiene confirmación real, y se remiten a los títulos que tubiere;
  • el Excmo. Señor Conde de Altamira obtiene dos regimientos,el uno renunciable, por la concesión de la Dignidad Arzobispal, el otro es real, con título de S.M, y de su Real Cámara; renunciado Su Excelencia por sí, el primero lo ejerce actualmente don Mathías Moscoso y el segundo don Andrés Castellano;
  • el Excmo. Señor Conde de Monte Reí tiene otro por concesión real que actualmente regenta don Bernardo Antonio Rivera;
  • el Excmo. Señor Conde de Lemos tiene otro de la misma naturaleza real, que lo sirve don Francisco Balenzuela;
  • don Nicolás Giráldez tiene otro por concesión real, agregado a la Bara de Alguacil Maior de Millones de esta Ciudad y su provincia, con hoz y voto, el que ejerce como su Theniente con cédula de la Real Camara don Ramón Thorrado, y se remiten al título que tenga.

Los demás regimientos son por nombramiento de la Dignidad Arzobispal, concedidos perpetuamente por juro de heredad a diferentes sujetos con la calidad de renunciar; por cuio nombramiento (que es gracioso) no lleva su Ylustrísima ynterés alguno, pero los dueños de ellos pueden venderlos o enajenarlos no estando vinculados; y actualmente los ejercen don Andrés Carvajal, don Gonzalo de Porras, don Joseph Antonio de Somoza, don Joseph Vermúdez de Castro y Sangro, don Bernardo de Millara, don Francisco de Armesto, don Vicente Calderón, don Martín de Ron, don Alonso de Lago, don Joseph de Zúñiga, don Francisco Nicolás de la Thorre y Gill, don Juan Antonio Cisneros, don Vicente Valderrama, don Francisco Zaldívar, don Joseph de Villar Prego y don Juan Ares de Ledoira.

Hay también un Procurador General, que actualmente lo es don Bartholomé Fandiño, el que nombra el Pueblo con yntervención y proposición de la Ciudad, y es anual y tiene hoz y voto en el Aiuntamiento.

Hay dos Escrivanías de Aiuntamiento, la una propia de don Nicolás Giráldez, que la ejerce por arrendamiento suio don Andrés Mosquera, y la otra don Manuel de Hermida, por cuio arrendamiento la ejerce don Pedro de la Peña, uno y otro con títulos de la Dignidad Arzobispal.

Tiene esta Ciudad y su Aiuntamiento la regalía de nombrar contraste o manferidor de pesos y medidas, sobre lo que se remiten al título que tubieren.

Hay un Alguacil maior, nombrado por dicho señor Arzobispo que asiste al Provisor, Asistente y Juezes Eclesiásticos y de la Quintana, y actualmente lo es don Andrés de Losada; un Alguacil Maior de Cruzada, que lo es don Andrés de la Thorre, por juro de heredad y venta de S.M., y elige un Theniente que lo es don Juan Núñez de Andrade, y quatro Ministros, que lo son don Julián Cerdeira, don Pedro Neveiro, don Joseph Benito de Thorres y don Bernardo García Villorado, los que ejercen con título de S.M. y su Real Cámara.

Hay tamvién un Notario lego Maior de Cruzada, que lo es don Fernando Patiño, vecino del Castro de Zamoedo, en la provincia de Betanzos, y por su nombramiento lo ejerce Domingo Vázquez de Quintela.

Y, asimismo, hay un Fiscal de Cruzada, que lo hes don Juan Antonio Venavides, y lo obtiene por juro de heredad, y deve, según discurren, provenir por título de S.M., a que se remiten.

Hay tamvién otros Jueces y Dependientes de Cruzada que nombra el señor Comisario General de ella, los que no expresan por no ser de la naturaleza que se pregunta.

Hai dos Escrivanías del Número y Cavildo Compostelano de esta Santa Yglesia, la una pertenece por juro de heredad a don Joseph Antonio Caamaño, vecino de Santa María Magdalena de la Ulla, que la ejerce Simón Rodríguez, y la otra a doña Bernarda Andiano, vecina de dicho Castro de Zamoedo, la que regenta Domingo Antonio Sánchez.

Hay tamvién dos Escrivanías de la Audiencia del Asistente de Número, la una de don Francisco Javier de Ulloa, vecino de Lugo, que la sirve Andrés Manuel Diéguez, y la otra a don Manuel García Pillado, vecino de la provincia de Lugo, la que ejerce Joseph Antonio de Neira.

Hay otras seis Escrivanías de Número de la Audiencia de los sobredichos Juezes Eclesiástico de la Quintana y Jiro de la Rocha:

  • la una pertenece a don Francisco de Seijas, vecino de Santa María de Rendal, de esta Provincia, que la regenta Manuel de Castro;
  • otra de don Andres de la Thorre, que la sirve Francisco Rodríguez;
  • otra de don Jacinto Fuciños, vecino de San Berísimo de Fujanes, que la ejerce Diego Pereira;
  • otra de don Juan Bernardino Basadre, que la sirve Andrés Cernadas;
  • otra de don Andrés Varela Becerra, de San Cristóval de Mesía, que la usa Bartholomé Fandiño;
  • y otra del hijo que quedó de don Francisco de la Peña, y la ejerce Thomás Francisco García.
Y todas las referidas Escrivanías son por su naturaleza colativas, y se ejercen con títulos de dicho señor Arzobispo y aprovación del Real y Supremo Consejo de Castilla.

Tamvién nombra dicho prelado doce Escrivanos supernumerarios que, con aprovación del mismo Real Consejo, usan en esta Ciudad y Jurisdicción de la Dignidad, de cuio Número son:

  • Francisco Fernández, Ygnacio Seoane, Andrés Cordero, Diego Núñez Espantoso, Francisco Javier López, Pedro Méndez de Prado, vecinos de esta Ciudad;
  • Bentura de Caldas, de la Jurisdición de los Baños;
  • Joseph de la Yglesia, vecino de Padrón;
  • Juan Antonio de Castro, de San Salvador de Juan Ceda.
Ignoran si se hallan provistas las restantes Escrivanías de esta clase y se remiten a la razón que se diere por la parte de dicho señor Arzovispo y a los títulos que tenga para ello.

Hay una Escrivanía de Alcavalas, propia del Excmo. Señor Marqués de Malpica, Conde de Gondomar, la que por su nombramiento ejerce Pedro de Villasalgueiro.

Dos Escrivanías de Millones, la una de don Pedro Pardo Osorio, por cuio nombramiento la sirve dicho Villasalgueiro; la otra, que es alternativa, pertenece a don Nicolás Giráldez, y con su nombramiento la rejenta don Andrés Mosquera.

Una Escrivanía de Guerra y Contrabando propia de don Juan Manuel Vare!a, vecino de La Coruña, la que usa dicho Mosquera por su nombramiento.

Y otra Escrivanía de las Rentas de la Dignidad Arzobispal que, con la calidad de renunciable, es de dicho don Nicolás Giráldez y la sirve el referido Mosquera.

En el Real Hospital, llamado el Grande, hay diversos empleos, como Administrador, Capellán Maior, que hace de Juez Eclesiástico, Maiordomo, que es Juez lego en lo criminal de otros dependientes familiares, y Escrivano, que lo es don Andrés Carvajal, a quien substituie Pedro Manuel Becerra. Y todos sus empleos maiores son de provisión de S.M. y su Real Cámara.

Hay una Colegiata, que llaman Santa María la Real de Sar, compuesta de: un Prior, que tiene anexa una Dignidad de la Santa Yglesia Cathedral de esta Ciudad; un Vicario Cura, que hace de Rector, y seis Canónigos Capellanes, cuio Priorato es provisión de S.M. y del Prior de dicha Retoría y canonicatos, y se remiten a sus Reales Privilegios; el Monasterio de San Martín y el Convento de San Poyo de esta Ciudad nombran Alcaldes para ejercer jurisdicción dentro de sus respectivos claustros, se remiten a los títulos que tienen para ello.

Cuios empleos son los que saven hay en esta Ciudad de la calidad que comprehende la pregunta, e ignoran si los que están enajenados fueron por servicio pecuniario o por otro motibo y se remiten a los Privilegios.

Y en quanto a las utilidades que producen cada año, así a los dueños como a los que los sirven, se refieren a la lista que los deponentes tienen hecha, jurada separadamente, de todos los empleos onoríficos, oficios, artes, facultades y ejercicios mecánicos y serviles que presentan para la completa absolución de esta pregunta y demás concerniente a ello, y responden.